garganta del diablo

La Garganta del Diablo: profundo misterio

Imponente, la Garganta del Diablo, uno de los tesoros mejor guardado de Tilcara desde hace mucho dejo de ser un secreto a voces para convertirse en uno de las atracciones favoritas de La Quebrada de Humahuaca.

El antiguo sendero que nos lleva hasta ella, las imponentes paredes de roca alzándose hacia el cielo, el rumor del Huasamayo entre las piedras, la pasarela que vence la gravedad sobre el corte profundo que millones de años, (agua mediante, deslizándose cerro abajo), creo ese precipicio no apto para temerosos, las huellas geólicas de un pasado tempestivo y la hermosa cascada al fin del camino, hacen de este lugar un profundo misterio.

cascaGarganta del Diablo…¿por qué el conquistador bautizó así esta maravilla natural? No lo sabemos con certeza, mas aun, podemos imaginarlo…El sendero que desde Tilcara nos lleva rumbo al Alfarcito, nos deja ante las fauces mismas de Lucifer.
Son 5 km. desde el centro del pueblo, admirando paisajes únicos y antiguas pircas al costado del sendero, que son mudos testigos de manos cobrizas y campesinas que antaño trabajaron esas duras y ásperas laderas  del Cerro Negro. Hay también un bello camino de herradura para aquellos que se aventuren en vehículo, en este caso a unos 8km de distancia de Tilcara y trepando casi hasta los 4mil mts. de altura.

cascada-gargantaAl llegar a la Garganta, se ve claramente un tajo en la tierra. Descendiendo por un senderito hacia el lecho del rio nos encontramos (hacia la derecha) con una escalera de obras sanitarias la cual podemos bajar hacia la “pasarela” de unos diez metros de longitud y a casi cien metros de altura sobre el río Huasamayo. Ésta construcción es parte de un espectacular trabajo de ingeniería hídrica que permite, desde una toma de agua ubicada en la Garganta, proveer de agua al pueblo de Tilcara y zonas aledañas.

Bajando hacia la izquierda nos encontramos con el lecho del rio Huasamayo, caminando por el río, saltando de vez en cuando entre los hilos de agua que se van formando y encerrados entre las imponentes paredes del cerro, encontramos a casi medio kilometro el fin del camino. Una cascada de unos 18 mts de altura nos regala el placer del agua cayéndonos desde lo alto como una bendición para nuestros pies cansados y nuestras cabezas palpitantes por el sol. Garganta del Diablo, Profundo y bello misterio de Tilcara…

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *